POSICIÓN DE ESCLAVITUD CERO SOBRE PENALIZACIÓN DEL CLIENTE DE PROSTITUCIÓN

Estimadxs:
 
El senador Anibal Fernandez afirma que presentará una iniciativa para penalizar al cliente de trata de personas. Hasta el momento no figura en la web del Senado ningún proyecto presentado en ese sentido. 
 
Si bien ESCLAVITUD CERO está ideológicamente de acuerdo con la penalización del cliente considera que, teniendo en cuenta la existencia de personal corrupto en las fuerzas de seguridad que apaña y facilita la trata de personas, una medida como la propuesta no sólo no tendría mayores consecuencias prácticas, sino que generaría una nueva caja que alimentaría la corrupción entre las fuerzas de seguridad. 
 
A las pruebas nos remitimos. En la República Argentina los prostíbulos se encuentran prohibidos en todo el territorio nacional. Sin embargo, los mismo operan a plena luz del día en todo el país, merced a la corrupción dentro de las fuerzas policiales, con la connivencia de los municipios que autorizan su funcionamiento y continúan habilitando lugares que funcionan como prostíbulos. Los prostíbulos pagan una cuota “de protección” semanal a la policía. Muchos allanamientos no prosperan, ya que la policía avisa a los mismos antes de que se produzcan los operativos de allanamiento. 
 
Que ocurriría en el actual cuadro de situación si se penaliza al cliente ? En caso de que una norma tal se aprobase, generaríamos una nueva caja para los funcionarios corruptos de las fuerzas de seguridad. No sólo pagarían los prostíbulos -como ocurre ahora- sino que también pagarían los clientes para evitar se procesados. 
 
El sentido común dice que es necesario atacar primero la corrupción y terminar con los prostíbulos. Solicitamos a los legisladores que antes de dictar una norma de penalización de los clientes se ocupen de aprobar normas que permitan realizar una verdadera  limpieza dentro de las fuerzas de seguridad y que se cierren todos los prostíbulos que, aún prohibidos por ley, siguen funcionando en todo el país. 
 
Luego que se produzcan estos dos hechos contundentes, lo cual marcaría una real voluntad política de combatir la trata y el crimen organizado, sería el momento de penalizar al cliente, no antes. 
 
En este momento, pues, la penalización del cliente contribuiría a agravar la situación de corrupción que rodea la actividad prostíbularia más que a disminuir la trata de personas. Primero lo primero.  

 

Mercedes Assorati
Coordinadora General
ESCLAVITUD CERO
TEL/FAX: (011) 4 775-6610 CEL: (011) 15 5 620-3649
E-mail: assoratimi@gmail.com
 
ENTRA A NUESTRO GRUPO Y PARTICIPÁ: 
http://groups.google.com/group/esclavitud-cero?hl=es

ENTRA A NUESTRO BLOG E INFORMATE:
https://esclavitudcero.wordpress.com

 
 
 

Editorial

Penalizar el consumo de prostitución

30/03/13 |En el Congreso de la Nación ingresará una iniciativa –impulsada por el senador Aníbal Fernández- para penar el consumo de prostitución.

La decisión se adopta porque está claro que en la sociedad los clientes no se los convence “por lo moral” y hay que hacerlo “con el ejercicio de la política penal”.
Los expertos advierten que sin clientes no habría trata de personas. Y de hecho siempre se consideró una injusticia que las leyes castigaran a quien se prostituye, pero no al cliente que obliga a sostener esta clase de comercio ilegal.
Los distintos allanamientos que se han realizado contra la lucha de trata de personas demuestran que la gran mayoría de las mujeres son obligadas a ejercer la prostitución, otras son vendidas como animales, las hay a montones menores de edad (que ningún cliente denuncia) y todas viven bajo agresiones y violencia de toda clase y de manera constante y en las peores condiciones.
En Entre Ríos se ha hecho un gran esfuerzo por parte de los Municipios para prohibir la existencia de negocios vinculados a la prostitución. Y ya se ha hecho otro esfuerzo para que ese desplazamiento de la ciudad a las rutas, también esté prohibido. Sin embargo, la prostitución –especialmente callejera o en las rutas- continúa, justamente porque hay clientes.
Por eso esta iniciativa legislativa apunta a alejar a las personas de la prostitución y se implementará porque las cuestiones morales le son indiferentes a ese cliente. No queda otro recurso que alejarlo con leyes penales.
Por otro lado, hay que ser conscientes que la explotación sexual de las mujeres es un problema de salud pública y de desigualdad de género, basado en relaciones de dominación y explotación. Esto debe ser traducido por más violencia al tener como objeto de intercambio mercantilista la sexualidad y el cuerpo de las mujeres (se insiste, muchas menores de edad) que terminan con derechos humanos vulnerados. Se pena al proxeneta, pero el único que queda “oculto” o se hace “invisible” es el cliente, que es el que alimenta con su dinero este círculo vicioso de muerte.
Además, no hay que caer en la falacia de considerar –como hacen muchos- que la prostitución sea una forma de ganarse la vida equiparable al trabajo. No hay dignidad en su ejercicio y la actividad es un constante aprovechamiento, casi siempre en contra de la voluntad. Deterioro en la salud física y mental, la droga dependencia (también en muchos casos obligada), la baja autoestima, la pérdida de la libertad, son sólo algunas de las consecuencias más visibles.
Si una sociedad está de acuerdo que los prostíbulos se cierren, entonces también estará de acuerdo que para el cliente (que es quien lleva el dinero a cambio de sexo) no quede impune. Por eso está muy bien esta iniciativa y es de esperar que las penas no sean percibidas como una amonestación moral sino que esté acorde con los graves daños que directas o indirectamente genera al solicitar consumir esta clase de actividad.
Por último, la prostitución no solamente debe ser prohibida con penas graves para los proxenetas y tratantes de personas, sino que además de ser una actividad ilegal no tiene que contar con la tolerancia selectiva hacia los clientes.

Una respuesta a POSICIÓN DE ESCLAVITUD CERO SOBRE PENALIZACIÓN DEL CLIENTE DE PROSTITUCIÓN

  1. Anónimo dice:

    Sí, estoy de acuerdo con ésta última sugerencia y agregaría que aparte de penalizarlo al cliente exigir que sea ESCRACHADO desde el Ministerio Público en mi modesta opinión no esperamos que desaparezcan los clientes pero seguramente van a disminuir. Es cierto que vivimos en una sociedad machista pero también que no pensemos que se cambie la mentalidad del día a la noche. Debemos tener en cuenta que en TODOS LOS ESTAMENTOS DE NUESTRA SOCIEDAD LO QUE SOBRAN SON CORRUPTOS, pero también lo es que puede llegar a servir de ejemplo, convengamos también que tanto los funcionarios de “seguridad”, como los políticos, eclesiásticos, etc. se escudan en una máscara de hipocresía.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: