16 de NOVIEMBRE: PRIMERA JORNADA NACIONAL ANTI MAFIA – SUMATE

Estimadxs: 

El próximo 16 de Noviembre se cumplen 3 años de la muerte de EZEQUIEL FERREYRA, un niño que fue víctima de trabajo esclavo en una Granja en la Provincia de Buenos Aires. Pese a las pruebas contundentes, algunas de las cuales podés ver en el video elaborado por La Alameda http://www.youtube.com/watch?feature=player_detailpage&v=4i7ruy1z6h4 este caso se encuentra impune. Evidentemente existe corrupción en este caso por lo que se ha privado a los trabajadores de NUESTRA HUELLA y a Ezequiel, de la verdad, la justicia y la reparación. 

Por ello la RED ANTI MAFIA ARGENTINA ha elegido el 16 de noviembre, como la fecha para esta PRIMERA JORNADA NACIONAL ANTI MAFIA, en recuerdo de Ezequiel cuya muerte sigue impune, así como las atrocidades cometidas por este conjunto de empresas que administran unas 60 granjas similares. ESTO ES LA MAFIA Y LA CORRUPCIÓN Y LA CORRUPCIÓN MATA IMPUNEMENTE HASTA NIÑOS DE 7 AÑOS.

¿CÓMO TE PODÉS SUMAR? ESCRIBILE (PODÉS REENVIAR ESTE DOCUMENTO) A OSCAR AGUAD QUE ES UN DE LOS CONSEJEROS DE LA MAGISTRATURA  para que el juez responsable de esta impunidad, Adrián Gonzalez Charvay sea investigado, sometido a juicio y, si corresponde, destituido. ¿Se habrá enriquecido este juez después de esta sentencia? Sospechamos que sí y sería excelente que se lo investigara por posible enriquecimiento ilícito, además de investigarlo por esta sentencia vergonzosa.  

Diputado Oscar Aguad (UCR Córdoba) oaguad@diputados.gov.ar

También podés leer más: 

LEE EL COMUNICADO POR LA MUERTE DE EZEQUIEL FERREYRA

https://esclavitudcero.wordpress.com/2010/11/18/comunicado-de-prensa-fallecio-ezequiel-ferryra-nino-victima-de-trata-de-personas/

EL CASO DE EZEQUIEL Y DE “NUESTRA HUELLA QUEDÓ IMPUNE EL AÑO PASADO: 

NUESTRA HUELLA (discriminación hacia la Comunidad Boliviana y pruebas desestimadas)

En abril de 2008 un allanamiento del Juzgado Penal de Campana encontró en una granja de la Empresa Avícola “Nuestra Huella” a trabajadores y niños esclavizados, en viviendas precarias, entre el veneno, la sangre y el guano y rodeados de una alambrada electrificada para que no se escaparan del lugar.

El juzgado penal ordinario de Campana investigó las denuncias, realizó varios allanamientos y dio por acreditada la trata de personas con fines laborales, por lo que giró la causa a la justicia Federal en el 2010. Un mes despuésel Ministerio de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires, multó a la empresa en un millón de pesos por detectarle trabajo infantil en 30 granjas.

 La empresa avícola Nuestra Huella que dirigen Leticia Luace y Alejandra López Camelo posee setenta granjas en la zona norte de Bs As y Córboba en la que explota a destajo a familias pobres que trae del exterior y del norte de nuestro país con mecanismos de trata y tráfico de personas.

 Las filmaciones de la Alameda en 2008 y 2009 acreditan la situación de servidumbre, el trabajo infantil y la manipulación y contacto con agroquímicos y filma a uno de los niños explotados: Ezequiel Ferreyra. El niño, enferma posteriormente y muere en el 2010, a causa de un tumor cerebral producido por la manipulación de agroquímicos sin protección, a edad muy temprana. No es el único niño enfermo en la granja y también hay adultos enfermos.

 La UFASE también investiga el caso y presenta una denuncia por el mismo caso ante el Juez Federal Adrián Gonzalez Charvay. Cuando en 2010, el juzgado ordinario de Campana declina su competencia y pasa el caso al Juez Federal Gonzalez Charvay, éste sorprendentemente rechaza la causa 2199/08 que le remite el Juzgado de Garantías en lo penal de Campana. En dicha causa se acreditaba, luego de tres años de investigación, la reducción a la servidumbre, el trabajo infantil y la trata de personas con fines de explotación laboral en Nuestra Huella. Sin embargo el Juez Federal rechaza la causa y desestima todo el trabajo desarrollado por los jueces ordinarios y también las múltiples pruebas que llevaron al juzgado ordinario a declararse incompetente por entender que estaba frente a un caso Federal, de trata de seres humanos.

 El 24 de mayo de 2011, el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas aprobó el informe de la relatora especial sobre trata de personas Joy Ezeillo acerca de la Argentina en la que se destacan en varios párrafos la escandalosa impunidad de los directivos de Nuestra Huella ante el cúmulo de pruebas reunidas

 El 12 de octubre de 2011, sin tener en cuenta todas las pruebas y en base a allanamientos que se produjeron años después de la denuncia inicial, el Juez Federal de Zarate-Campana, Adrián González Charvay, resuelve sobreseer a los dueños de la empresa avícola Nuestra Huella (Leticia Luace, Alejandra Lopez Camelo y Lucia Peressa) por los delitos de trata de personas y contaminación peligrosa para la salud. Los fiscales de la causa, sorprendentemente no apelan esta sentencia insólita, a pesar del hecho de que el propio Ministerio Público Fiscal, a través de la UFASE, había abierto un sumario e investigación sobre el caso y de que existía un dictamen lapidario del INADI (Instituto Nacional Anti Discriminación) sobre esta causa, que consideró que existía una discriminación hacia las personas de nacionalidad Boliviana que trabajaban en Nuestra Huella.

La organización La Alameda se presenta como querellante de las víctimas y apela el sobreseimiento y también apela el rechazó del juez federal de Campana Adrián González Charvay, pero el juez rechaza la apelación. La Alameda vuelve a presentar un recurso de queja ante la Cámara Federal de San Martín, el cual también es rechazado en 2012.

Es necesario indicar que la presidenta de la empresa “Nuestra Huella”, Alejandra López Camelo es la prima del actual Intendente de Pilar, Humberto Zuccaro y que su cuñado Jorge Herrera, es el titular de la UATRE (Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores), sindicato de trabajadores rurales de la zona. La complicidad, tanto de la intendencia como del sindicato local resultó evidente durante los años que lleva la causa. Existen, incluso, grabaciones donde un dirigente local de UATRE ofrece dinero a las víctimas a cambio de que levanten las denuncias presentadas.

En este marco de complicidad y encubrimiento, la increíble, arbitraria y vergonzosa sentencia del Juez Federal Adrián González Charvay no resulta sorprendente. El juez siempre se negó a unificar las causas y a recibir la causa que se tramitaba en la justicia ordinaria penal de Campana que había acreditado la trata de personas. Gracias a este ardid, se limitó a juzgar a los dueños de Nuestra Huella sólo a partir de allanamientos realizados años después de las primeras denuncias, cuando las condiciones en la granja no eran las mismas, logrando así de manera espuria, sobreseer a todos los directivos de la Empresa denunciada. La muerte de Ezequiel Ferreyra sigue impune, así como quedarán seguramente impunes, las próximas muertes que se produzcan entre los trabajadores sometidos a trata en “Nuestra Huella”.

ARGENTINOS/AS: PONGAMONOS DE PIE CONTRA LAS MAFIAS Y EL CRIMEN ORGANIZADO, ANTES QUE LAS MAFIAS NOS PONGAN DE RODILLAS !!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: