TRAFICO DE ORGANOS EN CENTRO AMERICA

“Mercado negro” para migrantes

16 julio, 2014 – 3:45 AM

La coordinadora de la organización Ángeles Sin Fronteras de México, Estela Jiménez, aseguró que ellos han sido testigos de casos de niños y jóvenes que fueron víctimas del tráfico de órganos.

A menudo, en la ruta del migrante se encuentran personas fallecidas con indicios de haber sido víctimas del tráfico de órganos.

De la misma forma comentó que tienen registros de muchos niños que se encuentran desaparecidos y que posiblemente hayan sido víctimas de esos inescrupulosos criminales que están en el mercado negro de los órganos.

La voluntaria mexicana dijo que, el año anterior recibieron información que de Centroamérica salieron unos ocho mil menores hacia territorio mexicano, a los cuales se les dio seguimiento.

En ese sentido, señaló que de esa cantidad de menores se pudo ubicar solo a cuatro mil jovencitos, mientras que del resto no se sabe nada, lo cual es preocupante para México y Centroamérica.

“Tenemos a unos cuatro mil niños desaparecidos que pueden estar dispersados o han sido víctimas de traficantes que conforman el mercado negro para la venta de órganos, el cual es manejado a nivel internacional”, expresó Jiménez.

En relación a las fosas clandestinas en las que los traficantes de órganos botan los cuerpos de sus víctimas, dijo que se han encontrado muchos cuerpos que nunca se sabe a quién pertenecen.

En ese sentido, señaló que muchos de esas personas, que no son identificadas, incluyendo muchos menores de edad, van a parar a un cementerio situado en la ciudad de Holtville, en el este de California, fronterizo con México.

“En ese patio hay más de 700 personas migrantes que están reposando ahí, debido a que es una fosa común, en donde las personas que no tienen familiares o persona que los busquen, desafortunadamente es el lugar adonde van a dar”, apuntó.

MG-TRAFICO-ORGANOS_1-150714De acuerdo a un reportaje de la BBC, la mitad de las casi 700 tumbas pertenecen a personas desconocidas, la mayoría de las cuales se presume fueron migrantes sin papeles que fracasaron en sus intentos de cruzar la frontera entre México y Estados Unidos, a menos de 15 kilómetros del cementerio.

 

 

FAMILIARES CREEN QUE ESTÁN VIVOS

Los indocumentados no están registrados en las bases de datos de las autoridades y a veces ni siquiera sus familias los buscan, porque los presumen vivos en el país al que viajaron persiguiendo el “sueño americano”.

MG-TRAFICO-ORGANOS_5-150714Aunque no existen cifras certeras, se estima que entre 180 y 280 personas mueren cada año intentando entrar a Estados Unidos por el sur. Y aunque el flujo migratorio está en baja ahora que el país del norte tiene su economía en recesión, el número de decesos se ha mantenido constante.

LA TRIBUNA dio a conocer en exclusiva que en la ruta del migrante muchos niños, jóvenes y adultos mueren a manos de bandas criminales, para extraerles sus órganos y posteriormente venderlos.

Una de esas bandas es conocida como Los Pistachos, que tienen tentáculos a lo largo y ancho de la ruta del migrante, la cual tendría contacto con “coyotes” o “polleros” hondureños.

Otro grupo criminal ligado a esa actividad es el conocido como “Los Caballeros Templarios”, el cual tiene sus raíces en el estado de Michoacán, México.

Descubren cementerio clandestino donde entierran “mojaditos”

16 julio, 2014 – 3:45 AM

Al menos tres cementerios clandestinos fueron descubiertos en los últimos días, donde se supone hay centenares de niños hondureños sepultados, según la organización Ángel Sin Fronteras, que funciona en Estados Unidos, México y Centroamérica.

Unos 700 migrantes están sepultados en el Holtville Cementery.

La coordinadora de esa organización, Estela Jiménez, manifestó que cada vez están descubriendo fosas comunes con cientos de emigrantes menores y adultos que perdieron la vida en su intento de llegar ilegalmente a Estados Unidos. Recientemente fue descubierto uno de los más grandes cementerios, conocido como Holtville Cementery.

“Este cementerio de Holtville está ubicado en el este de California, es casi frontera con México. Ahí hay más de 700 personas que sus cuerpos están reposando ahí”, expresó Jiménez desde San Diego, California, en comunicación con LA TRIBUNA.

Añadió que, “desafortunadamente es donde van a parar porque son indocumentados y nosotros los llevamos ahí y les colocamos una piedrita con un número para ubicarlos”.

60% SON DE CENTROAMÉRICA

La entrevistada dijo que de los 700 sepultados en esas fosas, el 60 por ciento son niños centroamericanos, en su mayoría hondureños. También hay otro lugar en Texas, donde descubrieron otro panteón anónimo en el que se supone hay 400 personas enterradas.

Expertos hacen exhumaciones para identificar a desaparecidos.

“En estos últimos meses le dimos seguimiento a 8,000 niños que iban ilegales, pero de esos solo localizamos 4,000 que están en los albergues, el resto están desaparecidos y lastimosamente muchos están en esas fosas que le dije”.

De igual manera, en la comunidad de Falfurrias, en el condado de Brooks (Texas), a unos 120 kilómetros de la frontera con México, investigadores forenses encontraron restos de hasta cinco personas en una misma bolsa, huesos de tres fallecidos en bolsas de la compra y bolsas de basura y restos arrojados directamente a la tierra, de acuerdo a la publicación.

Consultada cuántos niños hondureños podrían estar sepultados en esos lugares, Jiménez dijo que no podía precisar la cantidad ni la nacionalidad, pero 500 podría ser un número muy conservador.

“Esos niños algunos mueren de diarrea, de hemorragias, hambre, deshidratación o por golpes que sufren en la ruta hacia Estados Unidos y la gente como nosotros, los encontramos y los llevamos a esas fosas, porque ningún gobierno se hace responsable de ir a recogerlos”.

Los traficantes de personas entierran a sus clientes cuando mueren en el desierto.

Sin embargo, están tras la pista de otros entierros ocultos que hacen los grupos irregulares, donde llevan la gente que ellos matan y los van a depositar a eso lugares que ellos mismos han creado.

“Ahí descansan las lágrimas de centenares de familiares que no saben dónde encontrar a sus parientes que hace mucho tiempo partieron con la idea de tener un sueño americano que se convirtió en pesadilla, un sueño del cual nunca retornaron, pero ahí están en las lápidas desoladas sin nombre, sin identidad y sin flores”.

La repatriación de los cadáveres no se puede hacer porque no tienen identificación, aunque muchas madres lleguen a pedir que se los exhumen y repatriarlos a sus lugares de origen. En ese sentido, los órganos protectores de migrantes están exigiendo al gobierno de Honduras, El Salvador y Guatemala que implanten en su Registro Nacional de las Personas las huellas dactilares de los niños. (ECA)

LA TRIBUNA dialogó con personas que identificaron el Holtville Cementery.

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: