DIA MUNDIAL CONTRA LA TRATA: NO MUCHO PARA CELEBRAR

EL MUNDO 30 JUL 2014 – 8:53 AM

Estimadxs: 

Hoy es el DIA MUNDIAL CONTRA LA TRATA DE PERSONAS y, lamentablemente, no hay mucho para celebrar. Las cifras mundiales son aterradoras y van en franco, constante y sostenido crecimiento. Si bien se han adoptado leyes contra la trata en casi todo el mundo, la aplicación es altamente deficiente. La impunidad es rampante. 

Todos los días me entero de nuevas y crueles formas de esclavizar a seres humanos. En Honduras los niños son obligados a trabajar para las maras y, si se niegan, son torturados para enviar un mensaje mafioso, y asesinados salvajemente. Los programas de prevención son incipientes dónde los hay y poco integrales para no hablar de la  asistencia y la reinserción social que son altamente deficientes. 

En pocas palabras tenemos mucho por hacer y poco para celebrar. Desde ESCLAVITUD CERO instamos a todos y todas a seguir trabajando, a no darse por vencido y seguir reclamando por los derechos de las víctimas. En el caso de Argentina, es necesario seguir reclamando la reglamentación de la ley y la constitución del CONSEJO FEDERAL CONTRA LA TRATA para que pueda elaborarse conjuntamente y con la participación de las ONGs una PLAN NACIONAL CONTRA LA TRATA.  

HAGAMOS OÍR NUESTRAS VOCES, EXIJAMOS QUE LAS LEYES SE CUMPLAN, ES LA MEJOR MANERA DE RECORDAR ESTE DÍA. 

Un abrazo solidario, 

Mercedes Assorati

Se instaurará el primer día mundial contra la trata

‘Trata de personas, una lucha mediocre en el mundo’

En el marco del primer día mundial contra este flagelo, este 30 y 31 de julio se celebrará en Cali el Primer Encuentro Internacional de Sobrevivientes de Trata de Personas, reuniendo testimonios de víctimas alrededor del mundo.

Por: Daniela Franco García
En Twitter: @danielafrancog
 'Trata de personas, una lucha mediocre en el mundo'
Foto: 123rf

Cerca de 140 mil víctimas de trata de personas llegan tan solo a Europa cada año para ser explotadas sexualmente, según las más recientes cifras de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC). El Viejo Continente es uno de los 118 destinos en los que personas de más de 136 nacionalidades entran a un mundo de oscuridad; o al menos así lo califica Marcela Loaiza, sobreviviente de este flagelo.

A sus 21 años recibió una oferta de trabajo en el exterior con la promesa de convertirse en una bailarina profesional. “Me ilusionaron con un viaje de sueño y lastimosamente se aprovecharon de mi vulnerabilidad, de mi deplorable situación económica en esos momentos, de mi poca educación y total ignorancia sobre la trata de personas”, cuenta Loaiza, quien por 18 meses estuvo bajo el poder de la mafia Yakuza de Japón. “Quería sacar adelante a mi pequeña hija enferma de asma y comprarle una casa a mi madre, pero terminé perdiendo mi dignidad y libertad, me alejaron de mi familia, me explotaron física y psicológicamente”, agrega. (Vea: ‘Colombianas, las más atractivas para la trata en Asia’)

Desde su experiencia, Loaiza ha liderado todo tipo de iniciativas en contra de la explotación, asegurando que la lucha contra la trata de personas en el mundo es aún “muy mediocre y débil. Es necesario que los países incluyan este grave delito en su agenda de prioridades”, recalca, recordando además que en su proceso de recuperación no contó con ningún apoyo por parte del Estado colombiano. “En Colombia las víctimas son de toda índole, excepto de trata de personas, porque las políticas públicas no las quiere ver”. (Vea: La trata de personas compite con el narcotráfico en A. Latina)

Con el fin de “inspirar a las víctimas a salir de la clandestinidad y reconocerse como sobrevivientes”, así como hacer un llamado al Estado y organizaciones internacionales para aumentar los esfuerzos en la lucha contra este delito, Loaiza, de la mano de su fundación, el Ministerio del Interior, la UNODC y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), lidera el Primer Encuentro Internacional de Sobrevivientes de Trata de Personas que se llevará a cabo este 30 y 31 de julio en Cali. Así mismo busca conmemorar el 30 de Julio como el primer día mundial contra la trata de personas en medio del evento en el que mujeres de Indonesia, Camerún, Estados Unidos, entre otros países, contarán sus experiencias de superación.

Trong Hong, un vietnamita que a la edad de nueve años fue víctima de esclavitud, siendo reclutado a la fuerza para convertirse en un niño soldado, será la cuota masculina entre los sobrevivientes que participarán el evento. Hong tendrá, entre otras cosas, el objetivo de recordar que en el mundo la trata de personas no es solo un asunto de mujeres y que la cifra de este flagelo en hombres representa el 13% del total de casos registrados, tal como indican informes de la OIM.

Loaiza destaca la necesidad de visibilizar fenómenos como de víctimas que son encerradas totalmente y luego obligadas a colaborar con sus victimarios. Es el caso, por ejemplo de Shamere Mckenze, una de las participantes del encuentro, quien fue explotada sexualmente durante dos años y luego obligada a movilizar a otras mujeres víctimas a través de las fronteras estatales de EE.UU. para ser comercializadas. Resultado de ello, McKenzie fue detenida y condenada, pasando de ser una víctima a ser juzgada como delincuente, hoy hace parte del programa Shared Hope International, una organización que se enfoca en la prevención, rescate y rehabilitación de mujeres y niños que hayan pasado por esta experiencia.

Prevención, persecución y protección son las sugerencias Marcela Loaiza en el esfuerzo por la lucha contra la trata. “Con la prevención salvamos vidas, es mejor salvar que tener que sanar corazones rotos, es más, le sale más económico al Estado prevenir que curar. La persecución se vuelve vital, creando leyes condenatorias ejemplares, persiguiendo el delito hasta las últimas consecuencias. Y por último la protección, si hay apoyo y protección tendremos más tratantes en las cárceles, le aseguro que no habrá victima que no decida denunciar si se siente protegida por el Estado”.

Pese a que en el mundo 134 países han aprobado leyes para convertir la trata de personas en un delito, estudios de la UNODC demuestran que a nivel mundial todavía existen alrededor de 460 rutas para el traslado de personas con fines de explotación. Un panorama que ha llevado, por ejemplo, a que el número de niñas víctimas de trata registradas por esta entidad a nivel mundial aumentara en el período de 2007 a 2010, pasando a constituir entre el 15% y 20% del total de víctimas detectadas o que una de cada cuatro víctimas sean niños. La trata de personas es, como indica la ONU, “un delito de alcance mundial que afecta a casi todos los países de todas las regiones”. En palabras de Loaiza es ‘como tener un tatuaje en el alma, nadie lo puede ver pero está ahí por siempre’.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: