NACIONES UNIDAS CONVOCA A ESFUERZO INTEGRAL CONTRA LA TRATA DE PERSONAS

10/19/2013

ONU convoca a esfuerzo integral contra la trata de seres humanos

     

Imagen activa

Naciones Unidas, 18 oct (PL) Naciones Unidas instó hoy a la comunidad internacional a adoptar acciones integrales contra la trata de personas, un fenómeno que tiene atrapadas a más de 20 millones de personas en el planeta.

Las víctimas, entre ellas mujeres y niños, deben ser protegidas, asistidas y reintegradas, a partir de iniciativas que tengan a los derechos humanos como prioridad, señaló la relatora especial de la ONU sobre Trata de Personas, Joy Ezeilo.

A propósito del Día Europeo contra la Trata de Personas, la experta recordó que los golpeados por el flagelo suelen sufrir situaciones de explotación y violencia.

Se necesita de una cooperación efectiva entre los países, ante la grave violación de los derechos humanos que representa el fenómeno, advirtió.

Por su parte, entidades europeas también llamaron a crear asociaciones internacionales y programas que prevengan la trata de personas, y además asistan a las víctimas y garanticen su recuperación e inserción social sin temores ni estigmas.

El Consejo de Europa y la Organización para la Cooperación y la Seguridad en Europa coincidieron en pedir que las políticas para lidiar con el problema estén centradas en el respeto de los derechos humanos.

Datos de la ONU reflejan que la trata de personas afecta a alrededor de 21 millones de personas en el mundo, mientras que del total de víctimas reportadas entre 2007 y 2010 por 132 países, un tercio fueron niños.

Se trata de un delito altamente lucrativo, que en 2005 generaba anualmente 32 mil millones de dólares, tan solo en la industria del sexo, alertó Naciones Unidas.

 


PARA LA ONU ARGENTINA 3° EN NARCOTRAFICO DETRAS DE BRASIL Y COLOMBIA

06/27/2013

Estimadxs:
La organización de las Naciones Unidas está ratificando lo que ESCLAVITUD CERO viene denunciando desde el 2011 en todas sus capacitaciones: LA ARGENTINA SE HA TRANSFORMADO EN EL CENTRO LOGÍSTICO PARA EL TRANSPORTE DE DROGAS EN LA REGIÓN Y HACIA EUROPA Y ESTADOS UNIDOS, GRACIAS A LAS FACILIDADES QUE PRESENTA EL PAIS PARA LOS GRUPOS DE CRIMEN ORGANIZADO.Estas facilidades tienen que ver con:
1) Facilidad para la obtención de la residencia precaria y permanente en Argentina
2) Falta de control de la IGJ sobre la creación de empresas fantasmas
3) Inexistencia casi total de investigaciones por parte de la Unidad de Información Financiera
4) Falta de radares para el control de vuelos en fronteras
5) Prácticamente nulo control de ingreso en fronteras6) Ausencia de investigaciones por lavado de dinero y de control sobre el origen de los fondos para los emprendimientos inmobiliarios.

5) Corrupción generalizada de autoridades policiales y otras autoridades.

6) No funcionamiento de los organismos de control

7) Ausencia de datos estadísticos confiables en cuánto a la acción de las autoridades en torno a la droga

8) Aumento importante del número de consumidores en el país.

9) Posibilidad de blanqueo de los fondos mal avenidos a través de las operaciones de narcotráfico

10) Posibilidad de ganancia financiera adicional por la venta de dólares en el mercado interno

11) Debilidad en las investigaciones judiciales, bajo número de condenas y de extradiciones.

En el 2005 decíamos que si no se hacía algo en cinco años podíamos ser Mexico y en 10 Colombia ?. Bueno, ya estamos acercándonos a Mexico a juzgar por lo que ocurre en Rosario.

Por ello volvemos a convocarlos para que se sumen a la RED ANTI MAFIA ARGENTINA. Los invitamos a sumarse a este esfuerzo de articulación colectiva para rescatar a nuestro país de las garras de las redes mafiosas que están en plena operación en el país.

Convocamos a todas las organizaciones sociales, políticas, religiosas que quieran sumarse a la RED, a enviar su adhesión a prensaalameda@yahoo.com.ar
Por nosotrxs, por nuestrxs hijxs y por nuestro país. Sumá tu adhesión !
Mercedes Assorati
Coordinadora General
ESCLAVITUD CERO
TEL/FAX: (011) 4 775-6610 CEL: (011) 15 5 620-3649
E-mail: assoratimi@gmail.com
INFORME DE LA ONU
La Argentina, tercero entre los países de los que sale más cocaína
Está detrás de Brasil y Colombia como puerto de origen de la drogaPor Daniel Gallo
LA NACION
El avance del narcotráfico en la Argentina quedó ratificado ayer en el informe anual de las Naciones Unidas sobre drogas, que ubicó al país como el tercer puerto proveedor mundial de cocaína, detrás de Brasil y Colombia.Es la primera vez que la oficina contra las drogas y el crimen de la ONU establece en su estudio el origen de los cargamentos decomisados en el mundo. En la página 140 del informe se señala que la Argentina está entre los tres lugares más mencionados como puntos de partida de la droga, luego de ser consultados los países miembros sobre los embarques secuestrados en sus territorios.Para elaborar ese ranking se tomó en cuenta la captura de drogas entre 2001 y 2012. En esas evaluaciones, realizadas por las autoridades de cada país, se hizo referencia en repetidas oportunidades a la Argentina como lugar de despacho de los cargamentos de cocaína.El análisis de las incautaciones durante 2011 muestra también una alerta de la ONU sobre la falta de información oficial por parte de la Argentina respecto de los secuestros de drogas. El documento informa claramente que debió nutrirse de información parcial en el caso argentino, único país que fue señalado por esa falta de datos.Así, se aclaró que la cifra de 4,4 toneladas de cocaína incautada aquí durante 2011 corresponde a decomisos en los que no participaron fuerzas de seguridad federales, ya que el Gobierno no informó al organismo sobre operativos de la Gendarmería, la Prefectura o la Policía Federal.

En 2010 tampoco se notificaron al organismo internacional las cifras de captura de cocaína en el territorio argentino. Y por lo informado en otros países, una parte importante de la cocaína que circula en el mundo tiene origen en nuestro país.

Más allá de la presencia de la Argentina entre los tres países más mencionados como origen de la cocaína en circulación, en el tráfico de marihuana aparece Marruecos en primer lugar, Afganistán figura como proveedor central de heroína y Holanda es expuesto como el país de origen de los mayores cargamentos de drogas sintéticas.

Holanda es la única nación que aparece como eje de tránsito de todas las clases de drogas, ya que figura en el cuarto lugar en marihuana, sexto en heroína y décimo en cocaína.

La mención al origen argentino de los cargamentos de cocaína no implica la producción local de la droga, sino el punto de embarque.

El problema local con el narcotráfico está en aumento, como lo demuestra la situación de disputas territoriales en Rosario, que ya derivó en un centenar de muertos y que anteayer motivó una marcha multipartidaria en rechazo a la violencia del narcotráfico. Es que desde los años 90 se hizo fuerte el discurso interno que apuntó al narcotráfico como un problema externo, de países consumidores, derivándose a la Argentina a un confortable papel de tránsito. Pues bien, para la ONU es éste uno de los tres países con mayor circulación de cocaína.

Si bien el gobierno empezó a colocar la lucha contra las drogas en la agenda pública con algunas menciones por parte de la presidenta Cristina Kirchner, en estos momentos la oficina antidrogas está vacante. La Casa Rosada aún no designó al reemplazante de Rafael Bielsa, que renunció en marzo último.

LA ARGENTINA NO PROVEE DATOS

Mientras eso ocurre, en la oficina de las Naciones Unidas que analiza el escenario mundial de drogas se dejó consignada la falta de datos argentinos. Fue expuesto así en el anexo que indica la captura de drogas en cada país.

En esas tablas de comparación entre naciones se señaló la ausencia de información oficial para 2011, por lo que se tomaron en cuenta cifras parciales para establecer el secuestro de 4,4 toneladas. En 2010 sucedió una similar falta de datos completos, que llevó a la ONU a sostener que en ese año los decomisos llegaron a 7237 kilogramos. Diferente fue la situación en 2009, cuando el gobierno nacional envió a la ONU la información sobre la captura de 12.643 kilogramos de cocaína. Fue el año récord. Se dejó luego de colaborar con el informe anual internacional.

Por entonces la Casa Rosada manifestaba su molestia por las publicaciones periodísticas sobre el constante aumento en los secuestros de droga en la Argentina. La evaluación oficial marcó que, lejos de ser un hecho a destacar, una mayor captura de cocaína apuntaba a un incremento del tránsito. La primera medida fue prohibir a las fuerzas de seguridad la difusión de sus estadísticas. A partir de ese momento, el periodismo se apoyó en los datos que la ONU revelaba anualmente tras recibir la información argentina. Y se cerró también esa fuente de información pública.

Más allá de la situación de la Argentina, el informe anual de la ONU, presentado ayer en las oficinas en Viena, proyectó que 20 millones de personas consumieron al menos alguna clase de droga durante 2011. Y las drogas sintéticas ganaron espacio, según el análisis de los especialistas del organismo internacional. También se informó que la producción de cocaína en América latina es estimada entre 776 y 1051 toneladas.

Entre sus anexos figuran los valores que se pagan en cada país por el kilogramo de cocaína, cifras que marcan la ganancia de los intermediarios radicados en la Argentina, donde el precio es de 7000 dólares, mientras que en los países de destino europeo ronda los 50.000 dólares en promedio, en tanto que en Australia se estableció una cifra de 250.000 dólares por kilogramo.

Además se consignó en el documento que América latina no sólo es una zona de producción y tránsito de cocaína, sino que el consumo en los países de nuestra región muestra un crecimiento acelerado.

NACIONES UNIDAS

Informe 2013 sobre drogas

Documento
Según la ONU, en América del Sur se fabrican entre 776 y 1051 t de cocaína; una gran parte se distribuye desde la Argentina

CONCENTRACIÓN
Masiva marcha social contra la violencia de los narcos en Rosario

Políticos de diferentes sectores encabezaron la manifestación frente al Monumento a la Bandera; este año ya hubo 107 homicidios, la mayoría por ajustes de cuentas

Por José E. Bordón
Para LA NACION

    

SANTA FE.- La comunidad de Rosario mostró ayer su hartazgo por la inseguridad y el narcotráfico. Según fuentes policiales, la protesta movilizó a más de 20.000 personas, quienes se concentraron frente al Monumento a la Bandera. Otras fuentes estimaron un número menor de concurrentes,

El presente es alarmante: 107 homicidios este año. Sólo el 2 por ciento en ocasión de robo. El resto se divide entre ajustes de cuentas o acciones destinadas a ganar espacios dentro del narcotráfico.

“Ni con Bonfatti ni con los K, acá está el pueblo que se planta de verdad”, fue la consigna que cantó la gente que primero se concentró en la plaza Pringles, en Córdoba y Paraguay, y que casi una hora después, alrededor de las 18, llegó al Monumento a la Bandera.

“Manifestamos nuestra profunda vocación de construcción de una sociedad democrática e igualitaria, en la que a partir del diálogo, la tolerancia y las acciones políticas y sociales conjuntas podamos disminuir los alarmantes niveles de violencia que hoy se manifiestan en nuestras comunidades. Estamos convencidos de que la lucha por la paz es fundamentalmente la lucha por la dignidad humana, ya que en la matriz de la desigualdad encontramos las causas más profundas de la mayoría de los flagelos que hoy someten a nuestra sociedad, algunas de las cuales se convierten en violencia”, se expresó el documento que se leyó anoche.

La movilización fue heterogénea. Más de medio centenar de agrupaciones políticas, sociales y barriales respondieron a la convocatoria. “Es un hecho muy importante que las diferentes fuerzas se unan por esta causa”, dijo el senador nacional Rubén Giustiniani (FAP), que acompañó la movilización.

La columna que encabezó la marcha estuvo liderada por la intendenta, la socialista Mónica Fein, y casi todos los concejales, quienes portaron una gran pancarta con la inscripción “Todos contra el narcotráfico”.

Junto con ellos se ubicaron el diputado provincial Maximiliano Pullaro y el dirigente de Sadop Martín Lucero. Luego acompañaron jóvenes militantes de diversas agrupaciones políticas, universitarias y sociales. Allí pudieron verse grandes banderas de la juventud radical, el Partido Socialista Popular, las organizaciones Libres del Sur, Evita, Martín Fierro, el Partido Comunista Revolucionario, Pro, Kolina y demás organizaciones, especialmente de izquierda. En tanto, del ambiente gremial quien más movilizó fue el Sadop, de los docentes.

También estuvieron el gabinete de Fein, los ministros provinciales de Seguridad, Raúl Lamberto; de Justicia, Juan Lewis; de Salud, Miguel Capiello, y de Gobierno, Rubén Galassi, quienes asumieron la representación del gobernador Antonio Bonfatti, quien a esa hora se encontraba en Paraná, en la firma de un convenio con la presidenta Cristina Kirchner y su par entrerriano, Sergio Urribarri.

Además, se pudo observar al senador nacional (UCR) Ernesto Sanz, junto a Hermes Binner y a Mario Barletta (UCR), y también estuvo presente el diputado nacional Fabián Peralta (GEN), que hasta el año pasado fue presidente de la Comisión de Adicciones de la Cámara baja.

La consigna consensuada fue denunciar los inéditos niveles de violencia derivados del comercio de drogas, además de expresar la solidaridad con las víctimas, repudiar la corrupción de las fuerzas de seguridad y reclamar el fin de la impunidad de las organizaciones criminales.

VIOLENCIA Y MUERTE

Claves de una ciudad jaqueada por el delito

107 homicidios

  • Es la cifra de asesinatos en lo que va de 2013. La mayoría de ellos estarían relacionados con ajustes de cuentas entre los narcos de la ciudad

Caso Tognoli

  • El jefe de la policía de Santa Fe, Hugo Tognoli, fue detenido, luego de ser relevado de sus funciones, por tener vinculaciones con los narcotraficantes locales

Banda de Los Monos

  • El pasado 26 de mayo el líder de esta banda narco, Claudio Cantero, fue acribillado por un ajuste de cuentas. Al poco tiempo, su hermano fue detenido

Narcotráfico
Jueves 27 de junio de 2013
Publicado en edición impresa

El escenario
LOS NARCOS APROVECHARON EL DESINTERÉS POLÍTICO

Por Daniel Gallo
LA NACION

El narcotráfico quedó durante años fuera de la agenda pública. No entregaba votos y su combate no era primera exigencia de la gente. Hubo confortables discursos sobre la Argentina como un simple país de tránsito y se hicieron múltiples debates sobre el aspecto recreativo de las narcóticos, llamándolas drogas sociales. Al empezar los tiros, la sociedad y los políticos se dieron cuenta del tiempo perdido.

En Rosario se realizó anteayer la primera marcha multipartidaria para poner el grito en el cielo por las muertes causadas por el narcotráfico. En esa ciudad, nudo de transportes, ya se formó una escuelita de sicarios. El supuesto país de tránsito mira ahora el problema real que genera el tráfico de drogas. Con muchos años desaprovechados que dieron ventaja a los narcos. Llegaron de afuera, armaron la red y ya tienen sólidas conexiones locales.En 2002, un jefe de la Gendarmería miraba desde su despacho el crecimiento de la villa 31. Entonces dio su punto de vista: “Si no se ocupan los políticos de este tema, con la pobreza llegarán los narcos y se irá todo de las manos. Hay que mirar a México y Brasil, lo que ocurre en esos países siempre se refleja cinco o diez años después acá”.Ese oficial siguió mirando durante años esa ventana, aconsejó a políticos, pero el camino era cada vez más cuesta arriba. Los informes sobre circulación de drogas le demostraban cada año que su primer pensamiento era el correcto.En 2005, desde la Sedronar se presentó un plan integral contra el narcotráfico. Néstor Kirchner lo tuvo en su escritorio. No dio respuesta, no estaba entre sus prioridades. Y esa oficina antidrogas quedó desgarrada en tironeos políticos.La falta de interés oficial por la lucha real contra las drogas quedaba expuesta cada año en la reunión de la ONU, en Viena. La Argentina armaba una representación extraña a ojos extranjeros, ya que llevaba dos jefes de misión oficiales. Por un lado el enviado de la Sedronar y por otro el representante de la Jefatura de Gabinete. Y ambos con posiciones opuestas. A la argentina, como si todo fuese una interna política.

En medio de esas presiones de un ala y otra del Gobierno, la política contra las drogas quedó anulada. Y dispersa. No se llevó adelante el planteo de ofensiva contra el narcotráfico ni se consolidó la línea de reducción de daños. Los narcos ocuparon los espacios: ganaron la calle y los barrios.

De eso saben las organizaciones piqueteras, como la Corriente Clasista y Combativa, que organiza actividades en sus asentamientos para evitar la consolidación del poder narco. El Estado reaccionó tarde.

Hace dos años se decidió tomar posiciones con gendarmes y prefectos en algunas villas porteñas por el avance narco. Pero el discurso político desactivó una buena opción táctica. Y aún no hay un plan general, ni siquiera en estudio.


REUNION DE ONU PARA REVISAR AVANCES EN TRATA Y PLAN MUNDIAL

05/15/2013

México reitera su compromiso para abatir trata de personas en el mundo
 
     
 

Notimex | Nacional | Fecha: 2013-05-14 | Hora de creación: 20:28:10 | Ultima modificación: 20:28:10

Foto: Archivo

En la reunión de alto nivel convocada por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para revisar los avances del combate a la trata de personas, la delegación mexicana reiteró el compromiso con el Plan de Acción Mundial de las Naciones Unidas para abatir este flagelo.

Los participantes destacaron la importancia de continuar trabajando con los rubros de la prevención, la protección y la asistencia a las víctimas, la persecución del delito y el fortalecimiento de las asociaciones.

La representación mexicana fue presidida por la subsecretaria de Asuntos Jurídicos y Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación (Segob), Lía Limón García.

En el encuentro resaltaron que la trata de personas encuentra espacios fértiles en escenarios en los que prevalece la marginación, la desigualdad, los vacíos legales y las condiciones culturales que la favorecen o invisibilizan.

Por esa razón, el gobierno de México instrumenta actualmente políticas de desarrollo social encaminadas a erradicar la pobreza extrema, la exclusión social, la discriminación y la falta de oportunidades, expresó la funcionaria de la Segob.

En la reunión, convocada por la Asamblea General de la ONU, Limón García destacó la publicación en 2012 de la Ley para Prevenir, Sancionar y Erradicar los delitos en materia de Trata de Personas.

Dicha norma tiene como propósito homologar en el país las sanciones y el tipo penal, con lo que se evita que la carga de la prueba recaiga en la víctima y establece además la obligación de atender y brindar protección a la víctima, a sus familiares y a los testigos.

En un comunicado conjunto de las secretarías de Relaciones Exteriores (SRE) y de Gobernación, Lía Limón señaló que el reglamento permitirá la instrumentación de la nueva ley que dispondrá de mecanismos para que el Estado brinde medidas de prevención, protección, asistencia médica y psicológica a las víctimas de esos delitos y a sus familiares.

Con ello, expuso, se podrá acceder a una justicia plena y resarcir los daños, sin importar la nacionalidad, el origen o la condición social de la víctima.

La trata de personas es considerada la esclavitud de nuestros tiempos y la actividad delincuencial más lucrativa en el mundo, después de la venta ilícita de armas y de drogas.

Más de 20 millones de personas, principalmente mujeres y niños, son víctimas de este delito, precisó el documento.

 

PLAN DE ACCIÓN MUNDIAL CONTRA LA TRATA DE PERSONAS DE LA ONU

Naciones Unidas A/64/L.64
Asamblea General Distr. limitada
29 de julio de 2010
Español
Original: inglés
10-46316 (S) 300710 300710
*1046316*
Sexagésimo cuarto período de sesiones
Tema 104 del programa
Prevención del delito y justicia penal
Proyecto de resolución presentado por el Presidente de la Asamblea General
Plan de Acción Mundial de las Naciones Unidas contra
la Trata de Personas
La Asamblea General,
Guiada por los propósitos y principios de la Carta de las Naciones Unidas y
reafirmando la función que se le encomienda en la Carta, que incluye las cuestiones
relativas al desarrollo, la paz y la seguridad, y los derechos humanos,
Reiterando su enérgica condena de la trata de personas, especialmente de
mujeres y niños, que constituye una seria amenaza para la dignidad humana, los
derechos humanos y el desarrollo,
Reconociendo que la pobreza, el desempleo, la falta de oportunidades
socioeconómicas, la violencia basada en el género, la discriminación y la
marginación son algunos de los factores que contribuyen a hacer a las personas
vulnerables a la trata,
Recordando la Declaración del Milenio1, aprobada el 8 de septiembre de 2000,
en que los Estados Miembros decidieron intensificar la lucha contra la delincuencia
transnacional en todas sus dimensiones, incluida la trata de seres humanos,
Recordando también el Documento Final de la Cumbre Mundial 20052,
aprobado por la Asamblea General el 16 de septiembre de 2005, en que se señala
que la trata de personas sigue constituyendo un grave problema para la humanidad y
requiere una respuesta internacional concertada, y se insta a todos los Estados a que
elaboren y apliquen medidas eficaces para combatir y eliminar todas las formas de
trata de personas, y refuercen las existentes, a fin de acabar con la demanda de
víctimas de la trata y protegerlas,
Reafirmando su resolución 55/25, de 15 de noviembre de 2000, en que aprobó la
Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional
y el Protocolo para prevenir, reprimir y sancionar la trata de personas, especialmente
__________________
1 Véase la resolución 55/2.
2 Véase la resolución 60/1.
A/64/L.64
2 10-46316
mujeres y niños, que la complementa, y recordando otras convenciones e
instrumentos conexos como el Convenio relativo al trabajo forzoso u obligatorio,
1930 (Núm. 29) y el Convenio sobre la prohibición de las peores formas de trabajo
infantil y la acción inmediata para su eliminación, 1999 (Núm. 182) de la
Organización Internacional del Trabajo, la Convención Suplementaria sobre la
abolición de la esclavitud, la trata de esclavos y las instituciones y prácticas
análogas a la esclavitud3, la Convención sobre los Derechos del Niño4 y sus
Protocolos facultativos relativo a la venta de niños, la prostitución infantil y la
utilización de niños en la pornografía5, y la participación de niños en los conflictos
armados6 y la Convención sobre la eliminación de todas las formas de
discriminación contra la mujer7,
Reconociendo la importancia crucial que reviste el Protocolo para prevenir,
reprimir y sancionar la trata de personas especialmente de mujeres y niños8, que
entró en vigor el 25 de diciembre de 2003 y en el cual se daba por primera vez una
definición convenida a nivel internacional del delito de trata de personas, con el fin
de prevenir la trata de personas, proteger a sus víctimas y procesar a sus autores,
Recordando todas sus resoluciones relativas a medidas para eliminar la trata de
personas, incluidas las resoluciones 61/180, de 20 de diciembre de 2006, 63/194, de
18 de diciembre de 2008, y 64/178, de 18 de diciembre de 2009, relativas a las
medidas para mejorar la coordinación de la lucha contra la trata de personas,
61/144, de 19 de diciembre de 2006, relativa a la trata de mujeres y niñas, y 58/137,
de 22 de diciembre de 2003, relativa al fortalecimiento de la cooperación
internacional para prevenir y combatir la trata de personas y proteger a sus víctimas,
Reafirmando la resolución 2004/110 de la Comisión de Derechos Humanos, de
28 de septiembre de 20079, por la cual la Comisión nombró a un Relator Especial
sobre la trata de personas, especialmente mujeres y niños, con el fin de resaltar la
importancia de que se aplicara un enfoque centrado en las víctimas y basado en los
derechos para luchar contra la trata de personas, especialmente las mujeres y los
niños, la resolución 6/14 del Consejo de Derechos Humanos, de 28 de septiembre de
200710, por la cual la Comisión nombró a un Relator Especial sobre las formas
contemporáneas de la esclavitud, incluidas sus causas y consecuencias, la resolución
1990/68 de la Comisión de Derechos Humanos, de 7 de marzo de 199011, por la
cual la Comisión nombró a un Relator Especial sobre la venta de niños, la
prostitución infantil y la utilización de niños en la pornografía, y la resolución
62/141 de la Asamblea General, de 18 de diciembre de 2008, en la que la Asamblea
pidió al Secretario General que nombrara a un Representante Especial del Secretario
General sobre la violencia contra los niños, y observando que se ha nombrado a la
__________________
3 Naciones Unidas, Treaty Series, vol. 266, núm. 3822.
4 Ibíd., vol. 1577, núm. 27531.
5 Ibíd., vol. 2171, núm. 27531.
6 Ibíd., vol. 2173, núm. 27531.
7 Ibíd., vol. 1249, núm. 20378.
8 Ibíd., vol. 2237, núm. 39574.
9 Véase Documentos Oficiales del Consejo Económico y Social, 2004, sexagésimo tercer período
de sesiones, Suplemento num. 3 (E/2004/23), cap. II, secc. A.
10 Véase Documentos Oficiales de la Asamblea General, Suplemento num. 53 (A/63/53), cap. I,
secc. A.
11 Véase Documentos Oficiales del Consejo Económico y Social, 1990, Suplemento num. 2 y
corrección (E/1990/22 y corr.1), cap. II, secc. A.
A/64/L.64
10-46316 3
Representante Especial del Secretario General para la violencia sexual en los
conflictos,
Recordando que, atendiendo a la solicitud formulada por el Consejo
Económico y Social en su resolución 2006/27, de 26 de julio de 2006, sobre el
fortalecimiento de la cooperación internacional para prevenir y combatir la trata de
personas y proteger a sus víctimas, que se reforzó mediante la resolución 61/180 de
la Asamblea General sobre las medidas para mejorar la coordinación de la lucha
contra la trata de personas, se estableció el Grupo interinstitucional de coordinación
contra la trata de personas con el fin de promover la coordinación y la cooperación
entre los organismos competentes de las Naciones Unidas y demás organizaciones
internacionales que participan en la lucha contra la trata de seres humanos,
Reconociendo que el lanzamiento, en marzo de 2007, de la Iniciativa mundial
de las Naciones Unidas para luchar contra la trata de personas por la Oficina de las
Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, en asociación con la Organización
Mundial del Trabajo, la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para
los Derechos Humanos, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, la
Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa y la Organización
Internacional para las Migraciones y el Foro de Viena para combatir la trata de
personas, celebrado del 13 al 15 de febrero de 2008, ofrecieron a todos los agentes
que luchan contra la trata, incluidas las Naciones Unidas, los gobiernos y las
organizaciones de la sociedad civil, un foro mundial para compartir las experiencias
respectivas y volvieron a poner de relieve la necesidad de hacer frente
colectivamente a la trata de seres humanos teniendo en cuenta sus múltiples facetas
y de manera holística,
Recordando el debate temático sobre la trata de seres humanos celebrado por
la Asamblea General el 3 de junio de 2008, en que se proporcionó a los Estados
Miembros un foro para deliberar especialmente sobre las “tres P” (prevención,
protección y procesamiento), y el diálogo temático interactivo sobre el tema
“Adopción de medidas colectivas para poner fin a la trata de seres humanos”, que
celebró la Asamblea General el 13 de mayo de 2009 y en el cual se subrayó la
importancia de que los Estados Miembros y otros interesados, incluidas las
organizaciones regionales e internacionales, las organizaciones no gubernamentales,
el sector privado y los medios de comunicación, fortalecieran las medidas
colectivas,
Reconociendo la importancia de la Conferencia de las Partes en la Convención
de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional, que se
estableció con objeto de mejorar la capacidad de los Estados partes para combatir la
delincuencia organizada transnacional y para promover y examinar la aplicación de
la Convención y del Protocolo para prevenir, reprimir y sancionar la trata de
personas, especialmente mujeres y niños,
Reconociendo las decisiones 1/5, 2/3, 3/3 y 4/4 relativas a la aplicación del
Protocolo para prevenir, reprimir y sancionar la trata de personas, especialmente
mujeres y niños12, aprobadas en la Conferencia de las Partes en la Convención de
las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional,
__________________
12 Véase, respectivamente, CTOC/COP/2004/6, cap. I; CTOC/COP/2005/8, cap. I;
CTOC/COP/2006/14, cap. I; y CTOP/COP/2008/19, cap. I.
A/64/L.64
4 10-46316
Recordando los mecanismos e iniciativas subregionales, regionales e
interregionales, como la Iniciativa árabe para el fomento de la capacidad nacional de
lucha contra la trata de personas: Foro Fundacional de Doha; el Plan de Acción para
combatir la trata de personas, especialmente de mujeres y niños, de la Reunión de
países de Asia y Europa; la Declaración contra la trata de personas, en particular de
mujeres y niños, de la Asociación de Naciones del Asia Sudoriental; el Proceso de
Bali sobre el contrabando y la trata de personas y la delincuencia transnacional
conexa; el Plan de Acción sobre cooperación en la lucha contra la delincuencia, en
particular la delincuencia organizada, de la Organización de Cooperación
Económica del Mar Negro; el Equipo de Tareas contra la Trata de Seres Humanos
del Consejo de los Estados del Báltico; el Acuerdo de cooperación para luchar
contra la trata de personas y el tráfico de órganos y tejidos humanos de la
Comunidad de Estados Independientes; la Coalición Centroamericana contra la
Trata de Personas; la Iniciativa ministerial coordinada del Mekong para combatir la
trata de personas; el Convenio del Consejo de Europa sobre la lucha contra la trata
de seres humanos; la Declaración de la Comunidad Económica de los Estados de
África Occidental sobre la lucha contra la trata de personas; el Plan de Acción
conjunto de la Comunidad Económica de los Estados de África Occidental y la
Comunidad Económica de los Estados de África Central de lucha contra la trata de
personas, en particular mujeres y niños; la Conferencia Internacional de Manama
sobre el tema “La encrucijada de la trata de personas: la asociación entre los
sectores público y privado”; el Plan de Acción para la lucha contra la trata de
personas entre los Estados parte del Mercado Común del Sur y Estados asociados; el
Plan de trabajo contra la trata de personas en el hemisferio occidental de la
Organización de los Estados Americanos; el Plan de Acción de Uagadugú para
luchar contra la trata de seres humanos, especialmente de mujeres y niños; el Plan
de Acción de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa contra
la trata de personas; el Plan de Acción de la Conferencia Regional sobre Migración;
la Convención de la Asociación del Asia Meridional para la Cooperación Regional
sobre la prevención y la lucha contra la trata de mujeres y niños con fines de
prostitución; el Equipo de Tareas sobre la trata de seres humanos, en particular sus
formas organizadas, del Pacto de Estabilidad para Europa Sudoriental, de la
Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa; y el Programa de
Estocolmo para 2010-2014 de la Unión Europea y su Plan de Acción en que se
establecen las prioridades en materia de justicia y asuntos de interior y se crea la
figura del coordinador contra la trata de personas,
Reconociendo la necesidad de elaborar un plan de acción mundial contra la
trata de personas que:
a) Promueva la ratificación universal de la Convención de las Naciones
Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional y el Protocolo para
prevenir, reprimir y sancionar la trata de personas especialmente mujeres y niños,
así como otros instrumentos internacionales pertinentes que se refieren a la trata de
personas, y refuerce la aplicación de los instrumentos existentes contra la trata de
personas;
b) Ayude a los Estados Miembros a reforzar sus compromisos políticos y
obligaciones jurídicas de prevenir la trata de personas y luchar contra ella;
c) Promueva respuestas amplias, coordinadas y sistemáticas en los planos
nacional, regional e internacional, para luchar contra la trata de personas;
A/64/L.64
10-46316 5
d) Promueva un enfoque basado en los derechos humanos y el género y que
tenga en cuenta la edad al abordar todos los factores que contribuyen a que las
personas sean vulnerables a la trata y fortalecer la respuesta de la justicia penal,
tareas estas que son necesarias para prevenir la trata de personas, proteger a sus
víctimas y procesar a sus autores;
e) Conciencie al sistema de las Naciones Unidas y también a los Estados y
otros interesados, como el sector privado, la sociedad civil y los medios de
comunicación internacionales y nacionales, así como a la población en general;
f) Promueva la cooperación y la coordinación entre todos los interesados
pertinentes, incluidos los Estados Miembros, las organizaciones internacionales, las
organizaciones de la sociedad civil y el sector privado, así como en diversas
entidades del sistema de las Naciones Unidas, teniendo en cuenta las mejores
prácticas existentes y las enseñanzas obtenidas;
1. Aprueba la presente resolución y su anexo, en que figura el Plan de
Acción Mundial de las Naciones Unidas para Luchar contra la Trata de Personas;
2. Decide anunciar oficialmente el Plan de Acción en una reunión especial
de alto nivel de la Asamblea General de un día de duración e insta a los Estados
Miembros, las Naciones Unidas y otras organizaciones internacionales, regionales y
subregionales, así como a la sociedad civil, incluidas las organizaciones no
gubernamentales, el sector privado y los medios de comunicación, a que ejecuten
plena y efectivamente las disposiciones pertinentes del Plan de Acción y las
actividades que allí se indican;
3. Insta a los Estados Miembros que aún no lo hayan hecho a que, con
carácter prioritario, consideren la posibilidad de ratificar la Convención de las
Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional y el Protocolo
para prevenir, reprimir y sancionar la trata de personas, especialmente mujeres y
niños, o se adhieran a ellos con carácter prioritario, habida cuenta de la función
esencial que desempeñan esos instrumentos en la lucha contra la trata de personas e
insta también a los Estados partes en dichos instrumentos a que los apliquen plena y
efectivamente;
4. Decide establecer, de conformidad con lo dispuesto en el párrafo 38 del
anexo de la presente resolución, el Fondo Fiduciario de las Naciones Unidas de
contribuciones voluntarias para las víctimas de la trata de personas, especialmente
mujeres y niños, y solicita al Secretario General que tome todas las medidas
necesarias para su eficaz funcionamiento, y reconoce las contribuciones previas y
actuales hechas a otras fuentes de financiación que respaldan los esfuerzos por
combatir la trata de personas;
5. Solicita al Secretario General que, en el marco de las obligaciones
existentes sobre presentación de informes a la Asamblea General, incluya una
sección sobre la aplicación del Plan de Acción por el sistema de las Naciones
Unidas, en relación con el tema del programa relacionado con la prevención del
delito y la justicia penal;
6. Decide evaluar en 2013 los progresos realizados en la aplicación del
Programa de Acción y solicita al Secretario General que tome todas las medidas
necesarias a ese respecto;
A/64/L.64
6 10-46316
7. Solicita al Secretario General que presente propuestas para financiar las
necesidades de personal y programáticas de la Secretaría indispensables para
fortalecer la capacidad de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el
Delito conforme a lo indicado en el Plan de Acción mediante la reasignación de
recursos en el marco del proyecto de presupuesto por programas para el bienio
2012-2013.
A/64/L.64
10-46316 7
Anexo
Plan de Acción Mundial para combatir la trata de personas
Nosotros, los Estados Miembros de las Naciones Unidas, reafirmamos nuestro
compromiso de poner fin al horrible delito de la trata de personas, especialmente
mujeres y niños, expresamos nuestra determinación de prevenir y combatir la trata
de personas, a proteger y asistir a las víctimas de la trata de personas, a enjuiciar los
delitos de la trata de personas y a promover alianzas para reforzar la coordinación y
la cooperación, y decidimos traducir nuestra voluntad política en medidas concretas
adoptando un plan de acción a fin de:
1. Condenar sistemática y enérgicamente la trata de personas, actividad
criminal que atenta contra la dignidad humana y tiene efectos negativos en el
desarrollo, la paz y la seguridad y los derechos humanos,
2. Reconocer que por “trata de personas” se entenderá el reclutamiento, el
transporte, el traslado, la acogida o la recepción de personas, mediante la amenaza o
el uso de la fuerza u otras formas de coacción, el secuestro, el fraude, el engaño o el
abuso de poder o de una posición de vulnerabilidad o el dar o recibir pagos o
beneficios para obtener el consentimiento de una persona que ejerza control sobre
otra con fines de explotación, lo que incluye, como mínimo, la explotación de la
prostitución ajena u otras formas de explotación sexual, los trabajos o servicios
forzados, la esclavitud o prácticas similares a la esclavitud, la servidumbre o la
extracción de órganos, según se establece en el Protocolo para prevenir, reprimir y
sancionar la trata de personas, especialmente mujeres y niños, que complementa la
Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada
Transnacional (en adelante “Protocolo relativo a la trata”),
3. Asegurar que promover y proteger los derechos humanos de las víctimas
de la trata de personas, prevenir la trata de personas encarando los factores sociales,
económicos, culturales, políticos y de otra índole que contribuyen a ese fenómeno y
reforzar la respuesta del sistema de justicia penal son cometidos fundamentales para
prevenir y combatir la trata de personas y proteger, ayudar y resarcir a las víctimas,
4. Tomar medidas urgentes para prevenir la trata de personas, proteger a sus
víctimas y enjuiciar a los responsables y reforzar las alianzas establecidas a tal fin
promoviendo y considerando con carácter prioritario la ratificación de la Convención
de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional y su
Protocolo relativo a la trata o la adhesión a estos, al igual que otros instrumentos
internacionales pertinentes, como el Convenio núm. 29 de la OIT sobre el trabajo
forzoso de 1930; el Convenio núm. 182 de la OIT sobre las peores formas de trabajo
infantil de 1999; la Convención suplementaria sobre la abolición de la esclavitud; la
trata de esclavos y las instituciones y prácticas análogas a la esclavitud1; la
Convención sobre el Derecho del Niño2 y sus Protocolos facultativos relativos a la
venta de niños, la prostitución infantil y la utilización de niños en la pornografía3, y
a la participación de niños en los conflictos armados4 y la Convención para la
eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer5,
5. Reconocer que, de conformidad con el artículo 32 de la Convención
contra la Delincuencia Organizada Transnacional, la Conferencia de las Partes en la
Convención se ha establecido con objeto de mejorar la capacidad de los Estados
partes para promover y examinar la aplicación de la Convención, incluido el
A/64/L.64
8 10-46316
Protocolo sobre la trata, y tomar nota de las iniciativas en curso encaminadas a
explorar opciones en relación con un mecanismo apropiado y eficaz para ayudar a la
Conferencia de las Partes en la Convención a examinar su aplicación,
6. Tomar en cuenta las actividades y recomendaciones del Grupo de trabajo
provisional de composición abierta sobre la trata de personas establecido por la
Conferencia de las Partes en la Convención,
7. Apoyar al Consejo de Derechos Humanos y contribuir a su labor sobre la
cuestión de la promoción y protección de los derechos humanos para todos en la
lucha contra la trata de personas,
8. Apoyar la función y los mandatos de los relatores especiales sobre la
trata de personas, especialmente mujeres y niños; las formas contemporáneas de la
esclavitud, incluidas sus causas y consecuencias; la violencia contra la mujer, sus
causas y consecuencias; y la venta de niños, la prostitución infantil y la utilización
de niños en la pornografía; los representantes especiales del Secretario General
sobre la violencia contra los niños y la violencia sexual en los conflictos y otros
relatores especiales y representantes competentes. Los titulares de mandatos
deberían asistir a los Estados ofreciéndoles asesoramiento concreto, manteniendo
enlaces con las Naciones Unidas y las organizaciones regionales y presentando
informes sobre estas cuestiones,
9. Reafirmar el papel fundamental de la labor de la Oficina de las Naciones
Unidas contra la Droga y el Delito en la lucha mundial contra la trata de personas,
sobre todo a la hora de prestar asistencia técnica para la aplicación de la Convención
contra la Delincuencia Organizada Transnacional y el Protocolo relativo a la trata,
aprovechando los instrumentos existentes para el fomento de la capacidad, la
experiencia adquirida y los servicios de expertos disponibles en las organizaciones
internacionales, entre otros, el Marco internacional de acción para aplicar el
Protocolo relativo a la trata de personas,
10. Reafirmar la importante labor de la Oficina del Alto Comisionado de las
Naciones Unidas para los Derechos Humanos, el Fondo de las Naciones Unidas para
la Infancia, la Organización Internacional del Trabajo y la Organización
Internacional para las Migraciones en la lucha mundial contra la trata de personas,
11. Instar encarecidamente a todas las entidades de las Naciones Unidas
responsables a coordinar sus esfuerzos para luchar contra la trata de personas
eficazmente y proteger los derechos humanos de sus víctimas, incluso por conducto
del Grupo interinstitucional de coordinación contra la trata de personas y la
Iniciativa mundial de las Naciones Unidas para luchar contra la trata de personas,
I. Prevención de la trata de personas
12. Abordar los factores sociales, económicos, culturales, políticos y de otra
índole que vuelven a las personas vulnerables a la trata, como la pobreza, el
desempleo, la desigualdad, las emergencias humanitarias tales como los conflictos
armados, y los desastres naturales, la violencia sexual, la discriminación de género y
la exclusión social y la marginación, así como la cultura de tolerancia respecto de la
violencia contra las mujeres, los jóvenes y los niños,
A/64/L.64
10-46316 9
13. Comprometerse a encarar todas las formas de trata de personas
dondequiera que ocurran,
14. Integrar la cuestión de la trata de personas en las políticas y programas más
amplios de las Naciones Unidas destinados a afrontar las cuestiones de desarrollo
económico y social, derechos humanos, estado de derecho, buena gobernanza,
educación y desastres naturales y reconstrucción después de los conflictos,
15. Adoptar y aplicar políticas y programas amplios a nivel nacional, así
como a los niveles subregional y nacional que correspondan, para prevenir todas las
formas de trata de personas; políticas y programas que se ajusten a las políticas y
programas pertinentes de migración, educación, empleo, igualdad entre los géneros,
empoderamiento de la mujer y prevención del delito con arreglo a los instrumentos
internacionales de derechos humanos pertinentes,
16. Llevar a cabo investigaciones y reunir datos debidamente desglosados
que permiten analizar adecuadamente el carácter y el alcance de la trata de personas,
17. Elaborar o reforzar procesos encaminados a identificar víctimas como los
que han desarrollado, entre otros, la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga
y el Delito y otras organizaciones, así como medidas no discriminatorias apropiadas
que permitan identificar a las víctimas de la trata de persona entre las poblaciones
vulnerables,
18. Promover campañas de concienciación dirigidas a las personas que
corren riesgos de ser víctimas de la trata y al público en general mediante la
educación y una participación eficaz de los medios de difusión, las organizaciones
no gubernamentales, el sector privado y los dirigentes comunitarios para desalentar
la demanda que fomenta la explotación de personas, especialmente mujeres y niños,
y que conduce a la trata, así como reunir y difundir las mejores prácticas observadas
en la ejecución de esas campañas,
19. Destacar la función de la educación a la hora de concienciar al público
sobre la prevención de la trata de personas y promover la educación, en particular la
educación en materia de derechos humanos, y el aprendizaje de esos derechos como
forma sostenible de prevenir la trata de personas,
20. Apoyar las iniciativas encaminadas a proveer documentos de identidad,
como el registro de los nacimientos, para reducir el riesgo de trata y ayudar a
identificar a las víctimas,
21. Ampliar y apoyar las actividades de prevención en los países de origen,
tránsito y destino prestando especial atención a la demanda que fomenta todo tipo
de trata y a los bienes y servicios que se producen de resultas de la trata,
22. Adoptar y aplicar medidas concretas en el plano nacional para combatir
la trata destinada a la explotación laboral y procurar educar a los consumidores
acerca de esas medidas,
23. Reforzar o seguir reforzando la capacidad de los funcionarios de policía,
inmigración, educación, bienestar social, trabajo y otros ámbitos para prevenir la
trata de personas, teniendo en cuenta la necesidad de respetar los derechos humanos
y las necesidades particulares de los niños y las mujeres, así como alentar la
cooperación, según corresponda, con la sociedad civil, las organizaciones no
gubernamentales y otras organizaciones competentes,
A/64/L.64
10 10-46316
24. Alentar a las Naciones Unidas a intensificar su colaboración con los
Estados Miembros y las organizaciones internacionales, regionales y subregionales
competentes para individualizar y difundir las mejores prácticas de prevención de la
trata de personas,
II. Protección y asistencia para las víctimas de la trata
de personas
25. Reafirmar que la promoción y protección de los derechos humanos para
todos y la adopción de medidas efectivas para responder a la trata de personas son
tareas complementarias que se refuerzan mutuamente,
26. Destacar la necesidad de promover y proteger los derechos de las
víctimas de la trata de personas y de reintegrar a las víctimas en la comunidad
teniendo en cuenta los Principios y Directrices recomendados sobre los derechos
humanos y la trata de personas elaborados por la Oficina del Alto Comisionado de
las Naciones Unidas para los Derechos Humanos13 y las Directrices sobre la
protección de los niños víctimas de la trata elaboradas por el UNICEF14,
27. Asegurar que las víctimas de la trata de personas sean consideradas
víctimas de un delito y que las leyes nacionales penalicen efectivamente todas las
formas de trata,
28. Examinar los servicios que los países ponen al alcance de las víctimas de
la trata de personas de conformidad con la Convención contra la Delincuencia
Organizada Transnacional y el Protocolo relativo a la trata y reforzar esos servicios
en caso necesario, así como apoyar el establecimiento o refuerzo de los mecanismos
de remisión que correspondan,
29. Reforzar o seguir reforzando la capacidad de los funcionarios
competentes que tengan probabilidades de encontrar e identificar a posibles víctimas
de la trata de personas, como el personal policial, los oficiales de fronteras, los
inspectores del trabajo, los funcionarios de consulados y embajadas, los jueces y
fiscales y el personal de mantenimiento de la paz, y asegurar que se disponga de los
recursos necesarios en los sectores e instituciones pertinentes, incluidos los de la
sociedad civil,
30. Instar a los gobiernos a adoptar todas las medidas que correspondan para
asegurar que las víctimas identificadas de la trata de personas no sean penalizadas
por haber sido objeto de tráfico ni sean victimizadas de resultas de medidas
adoptadas por las autoridades gubernamentales,
31. Proteger la intimidad y la identidad y garantizar la seguridad de las
víctimas de la trata de personas a lo largo de todas las actuaciones penales y
proteger a sus familiares cercanos y a los testigos, según corresponda, de las
represalias de los tratantes, garantizando su seguridad de conformidad con los
artículos 24 y 25 de la Convención contra la Delincuencia Organizada
Transnacional,
__________________
13 E/2002/68/Add.1.
14 Disponibles en http://www.unicef.org/ceecis/0610-Unicef_Victims_Guidelines_en.pdf. Consultado
el 29 de julio de 2010.
A/64/L.64
10-46316 11
32. Prestar asistencia y servicios para la recuperación y rehabilitación física,
sicológica y social de las víctimas de la trata en cooperación con las organizaciones
no gubernamentales y otras organizaciones y sectores de la sociedad civil
pertinentes,
33. Instar a los Estados partes a considerar la posibilidad de adoptar medidas
legislativas u otras medidas apropiadas que permitan a las víctimas de la trata de
personas permanecer en su territorio temporal o permanentemente, cuando proceda,
de conformidad con la Convención contra la Delincuencia Organizada
Transnacional y el Protocolo relativo a la trata,
34. Asegurar que los países de origen acepten el regreso de sus nacionales
víctimas de la trata de personas y garantizar que ese regreso se lleve a cabo en las
debidas condiciones de seguridad y sea, preferentemente, de carácter voluntario, de
conformidad con la Convención contra la Delincuencia Organizada Transnacional y
el Protocolo relativo a la trata,
35. Aprobar leyes laborales en los países de origen, de tránsito y de destino
que establezcan derechos y garantías para los trabajadores que limiten el riesgo de
que sean víctimas de la trata,
36. Prestar servicios especializados a las víctimas identificadas de la trata de
personas de conformidad con la Convención contra la Delincuencia Organizada
Transnacional y el Protocolo relativo a la trata y otros instrumentos pertinentes, lo
que entraña brindar acceso a servicios de salud, como los servicios de prevención,
tratamiento, atención y apoyo en relación con el VIH/SIDA y otras enfermedades de
transmisión sanguínea y contagiosas a las víctimas de la trata de personas que hayan
sido explotadas sexualmente, teniendo en cuenta que la trata de seres humanos con
fines de explotación sexual tiene repercusiones graves, inmediatas y a largo plazo,
en la salud, incluida la salud sexual y reproductiva,
37. Prestar asistencia y protección apropiadas, teniendo en cuenta el interés
superior del niño, a los niños que hayan sido víctimas de la trata de personas o
corran riesgo de serlo, prestando servicios y adoptando medidas apropiados para su
bienestar físico y psicológico, así como su educación, rehabilitación y reintegración
en coordinación con los sistemas existentes de protección de la infancia,
38. Establecer el Fondo Fiduciario de las Naciones Unidas de contribuciones
voluntarias para las víctimas de la trata de personas, especialmente mujeres y niños,
para que preste asistencia humanitaria, jurídica y financiera a las víctimas de la trata
de personas a través de los cauces de asistencia establecidos, como las
organizaciones gubernamentales, intergubernamentales y no gubernamentales, fondo
que funcionará como órgano subsidiario del Fondo de las Naciones Unidas para la
Prevención del Delito y la Justicia Penal, gestionado por la Oficina de las Naciones
Unidas contra la Droga y el Delito, y será administrado de conformidad con el
Reglamento Financiero y la Reglamentación Financiera Detallada de las Naciones
Unidas y otras disposiciones pertinentes, con el asesoramiento de una junta de
síndicos integrada por cinco personas con experiencia en el ámbito de la trata de
personas que serán nombradas por el Secretario General en consulta con los Estados
Miembros y con el Director Ejecutivo de la Oficina de las Naciones Unidas contra
la Droga y el Delito teniendo debidamente en cuenta la distribución geográfica
equitativa,
A/64/L.64
12 10-46316
39. Adoptar medidas para asegurar que las víctimas de la trata puedan ser
indemnizadas por los daños sufridos, de conformidad con la Convención contra la
Delincuencia Organizada Transnacional y el Protocolo relativo a la trata,
40. Reconocer la importante función de las organizaciones de la sociedad
civil a la hora de prestar asistencia a las víctimas de la trata de personas,
empoderarlas y ayudarlas a obtener reparación, así como de facilitar la atención y la
prestación de servicios adecuados a las víctimas, incluida una estrecha coordinación
y cooperación con las autoridades encargadas de hacer cumplir la ley,
41. Asegurar que los sistemas jurídicos y administrativos internos prevean
medidas para informar a las víctimas de la trata de personas, en un lenguaje que
puedan comprender, acerca de sus derechos reconocidos por la ley y de las
actuaciones judiciales y administrativas pertinentes, y facilitar su acceso a la
asistencia para permitir que sus opiniones y preocupaciones se presenten y
examinen en las etapas apropiadas de esas actuaciones contra los delincuentes sin
que ello menoscabe los derechos de la defensa, de conformidad con la Convención
contra la Delincuencia Organizada Transnacional y el Protocolo relativo a la trata,
42. Ofrecer a las víctimas de la trata de personas el tiempo suficiente para
recuperarse y la oportunidad de consultar a asesores adecuados que los ayuden a
adoptar decisiones en relación con la cooperación con las autoridades encargadas de
cumplir la ley y su participación en actuaciones judiciales,
III. Enjuiciamiento de los delitos de la trata de personas
43. Aplicar todos los instrumentos jurídicos pertinentes que penalicen la trata
de personas, incluso adoptando las siguientes medidas:
a) Enjuiciar los delitos de trata de personas que abarquen todas las formas
de explotación, y promulgar, imponer y reforzar leyes que penalicen la trata de
personas, especialmente mujeres y niños;
b) Aprobar leyes y otras medidas necesarias para penalizar el intento de
cometer un delito, la participación como cómplice en la comisión de un delito y la
organización o dirección de otras personas para la comisión de un delito, como se
establece en el Protocolo relativo a la trata, la Convención sobre la eliminación de
todas las formas de discriminación contra la mujer, la Convención sobre los
Derechos del Niño y sus protocolos facultativos y otros instrumentos pertinentes,
según proceda;
c) Combatir y enjuiciar a los grupos de la delincuencia organizada que se
dedican a la trata de personas,
44. Asegurar que se responsabilice a todas las categorías de tratantes de
personas, incluidas las personas y entidades jurídicas, según corresponda, con
arreglo a los instrumentos internacionales pertinentes,
45. Reforzar las investigaciones de presuntos casos de trata, reforzar los
medios para combatir la trata, enjuiciar a los responsables, incluso mediante una
congelación de activos más sistemática con miras a su decomiso, según lo dispuesto
en el artículo 12 de la Convención contra la Delincuencia Organizada Transnacional,
y asegurar que las penas sean proporcionales a la gravedad del delito,
A/64/L.64
10-46316 13
46. Aprovechar la asistencia técnica puesta a disposición del sistema de
justicia penal para responder a la trata de personas, incluso por conducto de la
Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito,
47. Investigar, enjuiciar y sancionar a los funcionarios públicos corruptos
involucrados en la trata de personas o que la facilitan y promover una política de
tolerancia cero contra esos funcionarios corruptos, de conformidad con la
Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción15 y la Convención contra
la Delincuencia Organizada Transnacional,
48. Reforzar o seguir reforzando la coordinación y la cooperación entre
Estados para combatir delitos que puedan estar conectados con la trata de personas,
como el blanqueo de capitales, la corrupción, el contrabando de migrantes y todo
tipo de delincuencia organizada,
49. Alentar a las autoridades policiales, de inmigración, fronterizas u otras
autoridades pertinentes de los Estados interesados a cooperar entre sí
intercambiando información con pleno respeto de las leyes internas, como las leyes
de protección de datos, y seguir promoviendo la cooperación entre los países de
origen, de tránsito y de destino para mejorar las investigaciones, los enjuiciamientos
y la detección de redes de trata,
IV. Refuerzo de las alianzas contra la trata de personas
50. Reconocer que el fomento de la capacidad es un componente muy
importante de la lucha contra la trata de personas y alentar y aumentar la
coordinación y la coherencia dentro del sistema de las Naciones Unidas,
51. Alentar una cooperación y coordinación eficaces de las iniciativas
nacionales, bilaterales, subregionales, regionales e internacionales, especialmente
entre países de origen, de tránsito y de destino, y sacar partido de las redes
establecidas por las organizaciones competentes para intercambiar mejores prácticas
de fomento de la capacidad para responder a la trata de personas y combatirla,
destacando la importancia de las actividades de asistencia jurídica recíproca y el
intercambio de información con pleno respeto de las leyes internas, como las leyes
de protección de datos, incluyendo información operacional, programas y mejores
prácticas para complementar la Convención contra la Delincuencia Organizada
Transnacional y la labor realizada por la Conferencia de las Partes en esa
Convención,
52. Concertar y aplicar acuerdos de asistencia jurídica recíproca y de
extradición, según corresponda, para asegurar que los responsables de la trata de
personas sean capturados y enjuiciados de conformidad con las disposiciones
pertinentes del derecho nacional e internacional, incluida la Convención contra la
Delincuencia Organizada Transnacional,
53. Promover la cooperación y la coordinación entre las instituciones
gubernamentales, la sociedad civil y el sector privado, incluidos los medios de
difusión, así como las organizaciones de trabajadores y de empleadores, para
reforzar las políticas y programas de prevención y protección,
__________________
15 Naciones Unidas, Treaty Series, vol. 2349, núm. 42146.
A/64/L.64
14 10-46316
54. Reforzar la cooperación entre los organismos encargados de hacer
cumplir la ley en los planos regional e internacional,
55. Intensificar la cooperación internacional, regional y subregional para
combatir la trata de personas y la asistencia para los países de origen, de destino y
de tránsito encaminada a reforzar su capacidad de prevenir todas las formas de trata
de personas,
56. Reforzar y apoyar el Grupo intergubernamental de coordinación contra la
trata de personas para aumentar la coordinación y cooperación entre los órganos
pertinentes de las Naciones Unidas, incluidos los órganos y mecanismos
establecidos en virtud de tratados de derechos humanos, y otras organizaciones
internacionales,
57. Alentar a la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito,
otros organismos, fondos y programas del sistema de las Naciones Unidas y demás
organizaciones internacionales y regionales a seguir ayudando a los Estados
Miembros que lo soliciten a reforzar la formulación de políticas, las disposiciones
legislativas, el control fronterizo y la cooperación policial, las campañas de
concienciación y el fomento de la capacidad, y a intercambiar y consolidar mejores
prácticas de asistencia a las víctimas de la trata de personas,
58. Alentar asimismo a los organismos, fondos y programas del sistema de
las Naciones Unidas a seguir aumentando la coherencia y la eficiencia de la
asistencia técnica en materia de trata de personas de conformidad con las
recomendaciones del Grupo de Trabajo sobre asistencia técnica establecido por la
Conferencia de las Partes en la Convención contra la Delincuencia Organizada
Transnacional,
59. Instar al Secretario General a agilizar el refuerzo del Grupo
intergubernamental de coordinación contra la trata de personas bajo la coordinación
de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, para asegurar la
organización y la coherencia generales de las actividades con que el sistema de las
Naciones Unidas responde a la trata de personas,
60. Solicitar al Secretario General que, con carácter prioritario, refuerce la
capacidad de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito para
reunir información y presentar, a partir de 2012, informes bienales sobre las
modalidades y corrientes de la trata de personas, en los planos nacional, regional e
internacional de forma equilibrada, fiable y amplia, en estrecha cooperación y
colaboración con los Estados Miembros, y para divulgar las mejores prácticas y la
experiencia adquirida de las diversas iniciativas y mecanismos regionales,
61. Alentar a los Estados Miembros a considerar la posibilidad de hacer
contribuciones voluntarias a la labor de las Naciones Unidas de lucha contra la trata
de seres humanos y a explorar fuentes adicionales de financiación en ese ámbito,
incluida la posibilidad de solicitar contribuciones del sector privado.


INFORME GLOBAL DE LA ONU SOBRE TRATA DE PERSONAS

05/09/2013

Estimadxs: 

Les hago llegar el link al INFORME GLOBAL DE LA OFICINA DE LAS NACIONES UNIDAS PARA LA DROGA Y EL DELITO SOBRE TRATA DE PERSONAS 2012. Lamentablemente esta sólo en Inglés pero es posible tener una idea general a partir de los gráficos y los números que presenta.

http://www.unodc.org/documents/data-and-analysis/glotip/Trafficking_in_Persons_2012_web.pdf

Un saludo solidario, 

Mercedes Assorati


CONDENA LA ONU LA REFORMA JUDICIAL Y LANZA ADVERTENCIA

04/30/2013

ONU DESAPRUEBA LA REFORMA JUDICIAL EN ARGENTINA

La funcionaria encargada de velar por la independencia de los jueces cuestionó con inusual dureza la medida impulsada por el gobierno de Cristina Kirchner


 
Cristina Kirchner, al anunciar la reforma judicial que ahora es cuestionada duramente desde la ONU. Foto: Archivo 

Más notas para entender este tema

Rechazaron un amparo contra la reforma judicial

El Senado analizará hoy las modificaciones

 

GINEBRA.- La Relatora especial de las Naciones Unidas (ONU) sobre la independencia de los magistrados y abogados, la brasileña Gabriela Knaul, exhortó hoy al Gobierno a que reconsidere los proyectos de ley dereforma del Consejo de la Magistratura y de regulación de las medidas cautelares, aprobadas la semana pasada en una agitada sesión en la Cámara de Diputados.

La “disposición sobre la elección partidaria de los miembros del Consejo de la Magistratura” y “las limitaciones aprobadas a las medidas cautelares” son “contrarias a varios artículos del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos”, indicó Knaul en un comunicado difundido en Ginebra.

La funcionaria de la ONU apuntó contra las modificaciones que tendrá el organismo que nombra y remueve a jueces, sobre todo a la disposición que amplía el número de miembros -de 13 a 19- y establece la elección popular en elecciones nacionales. “La disposición sobre la elección partidaria de los miembros del Consejo de la Magistratura es contraria al artículo 14 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y a los Principios básicos relativos a la independencia de la judicatura”, afirmó la Relatora especial de la ONU designada en agosto de 2009.

“El Estado tiene el compromiso de asegurar la independencia de la judicatura mediante el respeto de su legislación a los estándares internacionales”, dijo Knaul.

“Hago un llamado a Argentina a que establezca procedimientos claros y criterios objetivos para la destitución y sanción de jueces, y que se asegure un recurso efectivo a los jueces para impugnar dichas decisiones, en aras de salvaguardar la independencia judicial”, dijo Knaul.

Sobre las medidas cautelares, que ayer fue promulgada y hoy fue publicado en la ONU, la Relatora especial aseveró: “Las limitaciones aprobadas a las medidas cautelares son contrarias a los artículos 2 (3) y 14 (1) del Pacto de Derechos Civiles y Políticos, entre otros estándares internacionales relevantes”

 


A %d blogueros les gusta esto: